Paleofuturo

El futuro que nunca fue (¿o sí?)
Marta Carrillo Menárguez, Javier Pastor Gutiérrez
Profesor/es: Miguel Mesa del Castillo Clavel
Proyecto Fin de Carrera
2015-16
Manifiesto, Prototipo, Crítica

El proyecto se considera un ejercicio imaginativo en el que se toma  como  base  de inspiración  la  corriente  de pensamiento que surgió en el siglo XX: el Retrofuturismo.

De este modo recopilamos en forma de categorías cada uno de estos pensamientos e inventos futurísticos, que se convierten en nuestro punto de partida para proyectar, de la misma forma que hicieron estos pensadores, la vivienda y la sociedad en el año 2100. Finalmente se realiza una vivienda modular adaptable a los  distintos tipos de agrupación social del futuro, y teniendo como segundo referente proyectual, las bases del pensamiento decrecentista.

El término PALEOFUTURO define la visión actual del futuro imaginario del ayer, el mundo del mañana que nunca fue.

Es el conjunto de expresiones artísticas, pensamientos e invenciones desarrollados desde el final del s.XIX hasta finales del XX, donde sus autores aventuraban cómo se desarrollaría la vida humana en el futuro próximo, más allá del año 2000.

Primeramente, en la parte PALEO nos planteamos la pregunta del por qué surgen toda esta serie de pensamientos y en esas fechas tan concretas, lo que nos lleva a elaborar un contexto histórico y socioeconómico de los Estados Unidos ( donde mayor número de pensamientos aparecen) y lo explicamos tecnológicamente desde 2 posturas, la determinista y la no determinista.

 continuación se elabora una línea histórica donde aparecen todos esos pensamientos explicados y catalogados por temas, viendo como los sucesos históricos (Guerra Mundial, Era Espacial, Era Atómica, etc.) moldean las invenciones llevándoselas a esos campos.

Ya en la parte de FUTURO, mostramos las tendencias que la tecnología podrá seguir en los próximos años, optando por un Desarrollo Tecnológico adecuado a los principios Decrecentistas para reducir la huella ecológica humana actual en el planeta.

Con todos ellos desarrollamos un sistema de vivienda prefabricada que se caracteriza por estar compuesta en su totalidad por un elemento modular y adaptativo cuya repetición configura la envolvente de la misma. Se diseñan soluciones para distintos modos de agrupación, desde familias contemporáneas, a familias polígamas, solter@s, estudiantes que comparten vivienda, parejas virtuales…

También se intenta bocetar cómo sería la vida en una supuesta comunidad futurista uniendo todos estos tipos de agrupaciones. Se trata de una comunidad ecológica, donde el sistema monetario se ha convertido en una moneda virtual energética (e-coin). Los habitantes, con el fin de pagar la renta de sus viviendas ( cada módulo de habitabilidad tienen un precio energético distinto según las necesidades de sus inquilinos) realizan trabajos gamificados tanto físicos como mentales para obtener ingresos extra de e-coins.

Ya en la última parte se realiza el desarrollo constructivo de una de las viviendas, desde su sistema de ensamblaje hasta el diseño del mobiliario interior. Para ello, llevamos a cabo un ejercicio imaginativo mediante el cual desarrollamos prototipos futuristas, del mismo modo que realizaban los “antiguos” en sus viviendas del futuro. Estos inventos abarcan desde la cocina modular, huertos rotatorios interiores, electrodomésticos como la lavadora y secadora, a prototipos más tecnológicos y domotizados, como puede ser la cama inteligente, la ducha, espejos, ventanas

Para concluir queremos resaltar que nuestro proyecto desde un principio tiene un carácter puramente hipotético e imaginativo, entendiendo que nuestra solución no es única ni absoluta, sino que es una reinvención de los pensamientos pasados a los modos de vida actuales. Finalmente se presentan una serie de fotomontajes que imitan la publicidad, literatura y personajes televisivos propios del retrofuturismo de mediados del siglo XX, queremos reforzar este discurso, añadiendo un toque de humor e ironía , y dando a ver que nuestra solución de vivienda futurista es igual de válida ( o inválida e imposible según como se mire) que aquellas propuestas por ellos en su época. De tal manera concluimos que no podemos definir nada con seguridad de aquello que está por venir, sino simplemente intentar plasmar nuestras fantasías más imaginativas en un marco de un futuro “probable”. Recordamos así la frase del escritor de ciencia ficción Arthur C. Clarke, formulada en 1962: “Cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia y la fantasía”.

http://paleofuture.gizmodo.com/

 

Tutor: MIGUEL MESA DEL CASTILLO (Proyectos Arquitectónicos)