Promotorium – Vivero de Iniciativa Arquitectónica

Proyectar una profesión
Jorge Toledo García
Profesor/es: Javier Peña Galiano,
Proyecto Fin de Carrera
2009-10
Usos Mixtos, Manifiesto, Formas de Comunidad

El vIª, o Vivero de Iniciativas Arquitectónicas, es un espacio concebido para alojar la creación de proyectos, ofreciendo un lugar de trabajo equipado para profesionales y usuarios por igual. En este PFC se descubren diferentes posibilidades, lugares y formas de implantación del vIª.

A continuación se describen algunos de los principios que rigen el funcionamiento del vIª y que transforman la arquitectura como profesión, como emprendimiento y como técnica.

DESDE LA PROFESIÓN: La arquitectura 2.0 es co-diseño asistido 

Profesional = equipo-red multidisciplinar: Los proyectos se acometen desde grupos variables de profesionales que aportan su conocimiento y responsabilidad en aspectos técnicos, culturales, sociales, etc. Esto aumenta la diversidad, la riqueza y profundidad de los proyectos,y permite además respuestas más ágiles a los encargos.

Participación del usuario: El usuario es un agente activo más. Participa de todo el proceso de diseño y construcción, hasta el punto de considerársele co-autor de las obras. El vIª se encarga de proporcionarle los conocimientos y herramientas para interactuar con ese mundo profesional que desconoce.

Resolución directa: La planificación total previa, rígida de por sí, deja paso a la resolución directa: sistemas de proyecto, de representación y construcción que permiten pasar de la idea al producto de la forma más directa posible. El proyecto se redacta al final del proceso, “as built”.

Beta perpetua, prototipo habitado: Se admite que las edificaciones pueden ser objeto de modificaciones sucesivas, promovidas por sus usuarios. El edificio es un proyecto en marcha. Las soluciones se afinan en el tiempo y el equipo profesional se posiciona como administrador, gestor y garante de calidad.

Crowdsourcing, código abierto: Las soluciones generadas a lo largo de un proyecto se van emitiendo a una red local y global con licencia abierta, de modo que otros puedan aprovecharlas. Se construye un conocimiento colectivo con carácter contemporáneo, dinámico y flexible.

DESDE LA PROMOCIÓN: La promoción 2.0 es auto-co-promoción asistida

Promoción directa, bajo demanda: La arquitectura se desarrolla al ritmo de la iniciativa directa de los usuarios que la necesitan, y no de los altibajos del mercado. Ha de apoyarse por tanto en la autopromoción personal, colectiva e institucional.

Transparencia, visibilidad: La promoción 2.0 es un proceso abierto a la participación de cualquiera. Los proyectos se difunden por los medios de comunicación contemporáneos, distribuidos y basados en conversaciones. Cualquiera puede ver los proyectos en marcha y elegir participar de ellos.

Sinergia de iniciativas e intereses: Se busca y facilita la convergencia positiva de intereses entre los agentes impulsores de cualquier proyecto arquitectónico: empresas, instituciones, fundaciones, asociaciones, individuos. Incorporación de una valoración ética: Las iniciativas, sea cual sea su origen, se dirigen siempre hacia una relación aceptable entre medios/fines y entre el interés privado/público, dentro de unos objetivos locales/globales de sostenibilidad social, cultural y ambiental.

DESDE LA TÉCNICA: La construcción 2.0 es una beta perpetua

Obra habitable: Las modificaciones sobre la arquitectura tienen lugar de una forma más cotidiana mientras ésta es habitada. Para ello se usan sistemas de bajo impacto: menos polvo, menos ruido, menos fluidos o productos tóxicos y más rapidez de aplicación.

Construcción modificable, corregible, reutilizable: Los sistemas empleados han de tener fijaciones y acabados reversibles, poder reacoplarse fragmentos extraídos de otra parte, ser “decapables” para restaurar su apariencia, funcionar solidariamente de forma que permitan combinar elementos más alterados con otros nuevos, etc.

Sistemas prediseñados, técnica empaquetada: La complejidad técnica queda en la fabricación, dejando el montaje lo más sencillo, directo y flexible que sea posible. Usar elementos predimensionados, con uniones prediseñadas y composiciones predefinidas, acelera el proceso inicial y da más tiempo a la modificación en uso.

Sistemas flexibles y diseños abiertos: Diferentes posibilidades de unión, dimensiones ajustables, modulación dimensional y angular con alta capacidad de variación, aplicabilidad de acabados... todo ello aumenta la capacidad de modificación-adaptación in situ.

Técnicas de fabricación directa: Eliminan intermediarios innecesarios entre el diseño y lo construido: uso de teselación/modulación exhaustiva, procesos CAD/CAM/CAE, herramientas de comunicación directascomo proyecciones, dispositivos portátiles, etc.

Tutor: JAVIER PEÑA GALIANO (Proyectos Arquitectónicos)