Elements of Vogue

Arquitectura del movimiento
Carolina Sánchez Sanchis
Profesor/es: Enrique Nieto Fernández
Proyecto Fin de Grado
2019-20
Instalación, Performance, Nuevos Formatos

‘Elements of Vogue: Arquitectura del movimiento’ es un proyecto que experimenta la relación entre danza y arquitectura, buscando crear un lenguaje propio, concretamente entre el estilo de baile conocido como ‘Voguing’ y los imaginarios arquitectónicos que giran en torno al mismo. Esto se materializa a partir del diseño y organización de un evento de Voguing en la ‘Sala Equis’, un multiespacio cultural situado en Madrid.

‘Elements of Vogue’ se estructura en cuatro partes:

  1. Documentación: estudio de la cultura, búsqueda de información, recogida de datos.

  2. Experimentación: testeo, visitas de campo, ensayos, laboratorización.

  3. Propuesta: Intervención arquitectónica y diseño de un evento de Voguing en un local de Madrid, la ‘Sala Equis’.

  4. Prototipo: Surge un dispositivo para la experimentación. Este, aparece como acumulación de las diferentes derivas experienciales del proyecto para constituir un objeto con el que poder testar, crear y aprender las distintas perspectivas de la cultura Voguing que más me interesan en mi proyecto.

El proyecto parte de una reflexión en torno al Voguing a través del tiempo, un estilo de baile que surge en los años 60 en la ciudad de Nueva York, en un contexto sociopolítico muy concreto, y es que se manifiesta como forma de empoderamiento de ciertas comunidades marginadas, que se veían obligadas a reunirse en lugares ‘clandestinos’ para celebrar sus encuentros. Todo ello se enmarca dentro de la cultura del Ballroom (lugares en los que se reunían estos colectivos).

El objeto del proyecto es dar a conocer la cultura a través de la práctica del Voguing, y de la estructura jerarquizada de las casas y familias dentro de la comunidad. Esto se materializa a partir del diseño y la organización de una Ball (evento de Voguing), en vista de las inquietudes en las que se encuentran ciertas comunidades, que andan a la caza de un lugar de encuentro, diversión y seguridad.

Por ello, y con motivo de almacenar toda la información sobre el trabajo realizado en un mismo archivo, se genera un documento en formato Revista Vogue, como guiño a los orígenes de esta cultura.

Simultáneamente, se contempla el cuerpo como una pieza arquitectónica, que a su vez tiene movimiento, proyectando espacios cambiantes y dinámicos, y generando unas atmósferas coloristas que se van alterando en torno a los flujos de movimiento generados por los usuarios, tanto público como bailarines, ya que ambos participan de forma activa en el evento.

Con una doble labor de organizadora del evento y arquitecta, se utilizan las herramientas arquitectónicas para establecer las condiciones apropiadas para la celebración de una Ball en un recinto multiusos, actualmente en activo, adecuando mediante la propuesta las diferentes necesidades inherentes a este evento.

Se parte de una situación experimental donde se trabaja con distintos elementos de la escenografía como iluminación, sonido, etc. para potenciar la experiencia de los usuarios en el espacio y tiempo, que se materializa como intervenciones efímeras del propio lugar a través de las cuales se concibe el espacio con herramientas perceptivas.

Además, el interés por la experimentación con distintos elementos escénicos, con el fin de testear y trasladar sus elementos tangibles a lo físico, desencadenan en la construcción de un dispositivo experimental: Vogueland.

Es por tanto un elemento de testeo, ensayo, y condensación de experiencias con el Vogue, en el que se concentran algunas de las intuiciones que me han acompañado a lo largo de este proceso, y se materializan en unas estéticas muy concretas relacionadas con la cultura Ballroom. Para el propio diseño del baúl recojo como inspiración y referencia la morfología de algunas de las creaciones más exitosas del diseñador francés Louis Vuitton.

Desde el primer momento, hay una intención en el proyecto de volver en cierta medida a esa clandestinidad de los orígenes, para que de alguna forma los asistentes al evento estén allí porque de verdad tienen la voluntad de hacerlo.

Tutores: ENRIQUE NIETO FERNÁNDEZ (Proyectos Arquitectónicos) + CARLOS BARBERÁ PASTOR (Composición Arquitectónica)