La Mujer Digital

Tatiana Poggi
Profesor/es: Miguel Mesa del Castillo Clavel
Proyecto Fin de Carrera
2016-17
Manifiesto, Narrativa Personal

La Mujer Digital es una investigación propositiva que explora la condición de habitabilidad y politicidad de una mujer en la ciudad contemporánea. Se divide en cuatro fases, correspondientes a las distintas escalas de trabajo; MAPAS DE LA IMAGINACIÓN, DOMESTICIDAD EN GUERRA, EL CUERPO IMPROPIO Y LA DIGITALIZACIÓN TOMA EL MANDO, además de un anexo.

Utiliza varios textos que conforman un cuerpo referencial base, de ellos he extraído conceptos referentes por ejemplo al sentido de la pertenencia a un espacio propio y no propio o a la individualidad doméstica de UN CUARTO PROPIO CONECTADO de Remedios Zafra, a la idea de esferas de apropiación íntima de ESFERAS de Peter Sloteridijck que relaciono con las arquitecturas propuestas de escala corporal, la construcción de indentidades digitales inherentes a la identidad analógica o la necesidad de una regeneración del concepto de género y mujer contemporánea a través de textos como MANIFIESTO CIBORG de Donna Haraway, o la figura protagonista de la ciudad contemporánea propuesta por Toyo Ito en ESCRITOS.

MAPAS DE LA IMAGINACIÓN

La Mujer digital nace como una reedición del proyecto de 1985 de Toyo Ito, La Mujer Nómada. Toyo Ito propone un nuevo modelo doméstico para lo que considera el mayor exponente de disfrute urbano de la ciudad de Tokyo; este personaje es descrito como una mujer joven, soltera y con una posición profesional ubicada. Para la chica nómada, los clubs y teatros cumplen la función de salón; los restaurantes y bares, la cocina; y los gimnasios de la ciudad, el jardín.

La mujer digital ha dejado de ser nómada. Ya no deambula por la ciudad aprovechándose de las características que le ofrece cada lugar, porque está en todos los lugares a la vez. Es un ser digital. La disgregación de la ciudad, la globalización y el grado de tecnologización que ha alcanzado nuestro habitar, es el potenciador de una vida dispersa, físicamente, pero concentrada a la vez, virtualmente. Los que antes eran los restaurantes, ahora pasan a ser ciudades como Roma y Barcelona, las boutiques, son París y Milán, el salón que se convertía en los clubs y teatros de la ciudad, pasa a ser Ibiza o Bangkok, LO QUE ANTES ERA el JARDÍN AHORA SON ESPACIOS DE TURISMO DE RELAX COMO las Islas Maldivas; su entorno profesional y académico se sitúa en torno a Londres y Nueva York. No necesita un premobiliario para la moda, el aperitivo o la inteligencia porque tiene un smartphone, una tablet y un ordenador portátil. Todo lo que necesita lo transporta consigo, en su traje y en su maleta.

La Mujer digital tiene su propia guía de viaje, constituida por dos mapas, AUTOGEOGRAFÍA Y CONTRAGEOGRAFÍA. Autogeografía es un nuevo atlas mundial. Un mapamundi unipersonal. Válido para único agente. Conformado por los territorios con los que La Mujer digital se relaciona físicamente, EN LOS QUE ESTÁ. Se trata de una proyección de la esfera mutada, transformada. Dicha mutación no se define por cortezas terrestres. Los tradicionales bordes territoriales dejan de tener sentido. Dejan de ser geográficos, y pasan a convertirse en bordes configurados por autovías de circunvalación, ondas wifi o redes 3G…Estas nuevas ciudades-estado se convierten así en ciudades-producto, en musts urbanos, selfie-fondos urbanos para tus fotos en instagram. Contrageografía es el atlas mundial oculto. Un catálogo de territorios que le son inherentes a la autogeografía. El fondo trasero. El cuarto oscuro. Se trata de una cartografía que pretende dar visibilidad a los territorios de contrapoder con los que la mujer digital no se relaciona físicamente, pero de los que sí se aprovecha. Es decir, dónde se fabrica la tecnología que consume, la ropa, o las sustancias químicas. Por ello se mapean y estudian territorios como Tamil Nadu en LA India, Tánger o Arteixo como centros neurálgicos de producción textil, que La Mujer Digital consumirá en las ciudades de la autogeografía; o Schenzen, cuna de fabricación de la mayoría de los iphone que cuenta con unos de los datos de suicidios más altos en los últimos años.

De esta forma se obtiene un mapeo a través de dos geografías que se complementan y combinan para alimentar un contexto complejo de relaciones que en un principio parecían no tener relación.

DOMESTICIDAD EN GUERRA

La Mujer Digital propone un nuevo modelo doméstico resultado del análisis de la transformación de las formas de habitar contemporáneas. En las ciudades de la autogeografía La Mujer Digital reside en espacios no propios: apartamentos airbandb de plataformas web, openhouses, casas de amigos, etc. Estos lugares le brindan las funciones básicas que ofrece un espacio arquitectónico: confort térmico o un lugar para descansar pero, en estos espacios La Mujer Digital es una invitada, una ocupa. ¿Cómo consigue ese sentimiento de pertenencia a un lugar que no es propio? Yo propongo que un primer grado de pertenencia es adquirido a través de los objetos afectivos que están en esos espacios, los libros, los portarretratos las plantas; a través de estos y en combinación con los objetos propios que porta la mujer digital podemos decir q adquiere un cierto grado de pertenencia.

El panel domesticidad compartida: todos tenemos una casa en cada ciudad del mundo sirve para ilustrar este nuevo modelo de habitar, podemos ver una súper-casa formada por fragmentos de viviendas reales extraídas de la plataforma web de airbnb de cada una de las ciudades que conforman la autogeografía y a la mujer digital realizando actividades cotidianas en ella.

En este momento y en continuación con el objeto de la escala doméstica de esta fase, decido realizar un experimento o ensayo real, en torno a la idea de lo doméstico y la plataforma airbanb. Surge la oportunidad de alquilar y reformar una vivienda de 200 metros cuadrados con un presupuesto material menor de 2000 euros y nuestras propias manos. Además de realizar el proyecto de una pequeña obra se propone como un espacio openhouse, con un dormitorio de alquiler airbanb y otro espacio de taller que pudiera ser alquilado para la realización de cursos, clases de cocina, etc

En continuación con la fase doméstica y la crisis de la permanencia de la que hablamos ¿cómo adquiere La Mujer Digital un completo grado de pertenencia a los espacios que ocupa? Convirtiéndose en una anfitriona de ceremonias. Cuando es capaz de invitar a terceros y realizar una acción de anfitrionazgo es cuando realmente se siente “como en casa”. Por ello se diseña una ceremonia y un traje para llevarla a cabo. La performance que se está realizando en este momento, como siguiente ensayo o experimento real. Se trata de un protocolo que comienza al depositar parte de su paisaje, de la tierra que va acumulando por las ciudades de la autogeografía en forma de naturaleza, en este nuevo espacio. Después, prepara un brebaje para convidar a sus invitados, para finalizar descansando en este nuevo hogar que pronto dejará.

LA DIGITALIZACIÓN TOMA EL MANDO

La cuarta y última fase que corresponde a la escala virtual, es un resumen digital en formato blog sobre la construcción de identidades digitales a través del tumblr de La Mujer Digital. También en el twitter de La Mujer Digital se reconstruye el cuerpo referencial y se resume el proyecto, y en otras redes sociales como facebook o instagram, se combinan mi propia identidad con la construida para este proyecto.

ANEXO

El último documento y anexo del proyecto es un cronograma a modo de diario que pretende ser un visibilizador de los límites entre lo profesional y lo académico, lo ficticio y lo real, lo analógico y lo digital, lo escéptico y lo ingenuo, lo práctico y lo especulativo… Si el proyecto es el software, este documento es el hardware. Relata prácticas profesionales que se inician en Agosto de 2014, momento en el que inicio mi pfc, que me han llevado a Nueva York para colaborar en un proyecto en el MoMaPS1 de la mano de Andrés Jaque, a realizar vídeos de obras construidas, una conferencia en Arco, como profesora invitada en un taller de arquitectura de la ETSAM, o formar parte de un colectivo de arquitectas jóvenes que intervienen en espacios de la ciudad de Murcia. Un documento que trata de entrelazar las distintas partes y terminar este relato construido sobre una mujer que es arquitecta y contemporánea.

Tutor: MIGUEL MESA DEL CASTILLO (Proyectos Arquitectónicos)

 

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar