Serotoninas Compartidas

Jorge Arques Carbonel, Ester Ramón López
Profesor/es: Juan Antonio Sánchez Morales
Proyecto Fin de Grado
2017-18
Residencial, Artefacto, Diseño Urbano

Serotoninas compartidas estudia la potenciación de la felicidad del ser humano a través de la arquitectura. Una serie de indagaciones sobre distintos aspectos biológicos del humano nos permiten detectar siete realidades sobre los que trabajar para aumentar la secreción de serotonina, la conocida como hormona de la felicidad.

Esto junto con la epidemia de enfermedades mentales causadas por el ritmo de vida actual, nos lleva a trabajar con esta hormona como punto de partida para el desarrollo de siete dispositivos basados en siete principios biológicos que disparen la segregación de esta hormona a través de escenarios colectivos. Trabajamos con lo AFRODISÍACO, la COMUNIDAD, el EJERCICIO, la LUZ, la ATENCIÓN PLENA, la INGESTIÓN y el SUEÑO.

Elegimos como escenario para estos dispositivos la cara oculta de una maltratada manzana del ensanche de valencia. La propuesta ideal de manzana basada en los antiguos conventos donde se disfrutaba de un patio interior donde relajarse queda relegado a un espacio residual donde se colmatan las plantas bajas y muy lejano al idílico que se planteó en 1886.

Si el ensanche llegaba como la solución a los problemas de higiene y salud, ahora la burguesía valenciana huía de la ciudad y adquiría casas en la periferia para disfrutar de los placeres de la huerta o de los baños de la malvarrosa…

Tomando esos placeres como referencia, hemos desarrollado una ultramanzana solapando capas de serotonina, incitando al desarrollo de situaciones en unos escenarios concretos, en los que la fenomenología que en ellos ocurre es protagonista del proyecto, creando así un paisaje urbano compacto y mutable a su vez.

Nos aproximarnos al proceso de desarrollo de dos de los dispositivos que hemos diseñado.

De cara a lo afrodisíaco, lo hemos entendido como un paraíso mediterráneo vinculado al ocio no productivo. Un ecosistema donde participan diversos agentes, el agente humano, el gorrión que habita en la zona mediterránea y el jazmín que nos aporta el aroma afrodisiaco. También nos trasladamos a los desaparecidos balnearios de las playas de Valencia incluyendo escenarios periféricos del territorio Valenciano

El dispositivo funciona como un atardecer de placer en el punto más alto de la manzana, fomentando una experiencia en condiciones ideales. La colocación estratégica de piscinas termales y chimeneas situados sobre los patios de luz, ofrece un flujo de aire decisivo en la transmisión de los aromas afrodisíacos. Un ciclo cerrado de agua donde los distintos agentes se autoabastecen. Es un espacio de doble altura que se aprovecha de la brisa este-oeste y que se desarrolla en dos alturas trabajando de umbráculo y de plataforma de disfrute.

También trabajamos con la comunidad, la socialización. Imaginamos el dispositivo fijándonos en las fallas y en la paella, imaginamos un espacio festivo, provocando el efecto llamada a través del humo, colonizando el espacio con los olores, el cultivo de especias aromáticas, propiciando espacios de sombra…

Nos apoderamos de la paella como elemento catalizador para propiciar estos encuentros en escenarios colectivos de la manzana.

Este artefacto lo planteamos apropiándonos de las cubiertas de la manzana, espacio que detectamos como comunicación entre los diferentes bloques de edificios.

Una estructura envuelve la edificación conectando la fachada interior con las cubiertas. En su parte vertical aparecen cultivos hidropónicos que completan la oferta festiva de la parte superior en la que se gestiona la sombra, el humo a través de globos, paelleras, música…y otros elementos.

Hemos soñado con un lugar que eche la mirada hacia los orígenes de la ciudad, la huerta, sus fallas, o su vinculación con el río Turia o el mar mediterráneo.

Hemos soñado con paisajes vinculados a los reinos vegetales y tecnológicos que llegaran a funcionar como multiplicadores de biodiversidad

Hemos imaginado la mutabilidad de la manzana bajo el desarrollo de circuitos complementarios entre las siete realidades anhelando la producción de ¡serotonina en estado puro!

Tutor: JUAN ANTONIO SÁNCHEZ MORALES (Proyectos Arquitectónicos) + ÁNGEL ALLEPUZ PEDREÑO (Expresión Gráfica)